Existe variedad de problemas en las articulaciones que pueden ser tratados de diferentes formas, dependiendo de la enfermedad, por eso es indispensable que consultes a un experto como el Dr. Víctor Toledo Infansón especializado en atención a lesión causadas por los deportes o por la edad.  A continuación, te contamos sobre algunos de los problemas comunes que pueden presentarse en las articulaciones.


ARTRITIS: Se produce cuando se hinchan y producen dolor o malestar, además, las articulaciones pierden movilidad y pueden llegar a deformarse. La artritis puede ser de corta duración o crónica y puede producirse en una sola articulación o en varias.


SARCOMAS SINOVIALES: Son tumores malignos frecuentes de los tejidos blandos como ligamentos, músculos, nervios, tendones y otras estructuras próximas a las articulaciones.


FIEBRE REUMÁTICA: Es una enfermedad inflamatoria que se puede presentar después de una infección con las bacterias estreptococos del grupo A (es decir, aquellas que suelen estar presentes en la piel o la garganta). Puede causar efectos graves en el corazón y las articulaciones.


BURSITIS: Es una inflamación en las bolsas llenas de líquido que evita que se produzcan fricciones entre las articulaciones cuando se produce un movimiento. Se manifiesta, principalmente, en zonas donde el movimiento articular es más repetitivo como en los hombros, rodillas, caderas, pelvis, codos, muñecas, dedos de los pies y talones.


NECROSIS ASÉPTICA: Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida de flujo sanguíneo de forma temporal o permanente en el interior de los huesos lo que causa que el tejido óseo muera, cuando se presenta en huesos cercanos a una articulación, normalmente se produce el colapso de la superficie de la articulación.


ARTROPATÍA NEUROGÉNICA: Es un problema en las articulaciones que se caracteriza por una lesión en los nervios que no permite la percepción del dolor articular en la persona afectada. Las lesiones y fracturas insignificantes y repetitivas pasan inadvertidas, hasta que se produce la destrucción de la articulación de forma permanente debido al deterioro acumulado.